cabecera-varices-x

10 HÁBITOS PARA REDUCIR LAS VÁRICES

Las várices se producen por varios factores que no permiten la circulación normal de la sangre en varias partes del cuerpo, pero por lo general aparecen en las piernas. Además, son más comunes en mujeres que en hombres y según varios estudios científicos, el 65% de casos de várices se dan por defectos hereditarios; otros factores que favorecen su aparición son el embarazo, la edad y algunos trabajos que requieren poca movilidad de las piernas o permanecer de pie durante mucho tiempo.

Los síntomas se pueden confundir con cansancio de piernas, pues se siente pesadez, calambres, hinchazón y hormigueos debido a la mala circulación de la sangre en esta zona. Sin embargo, uno de los síntomas que evidencia que no solo es cansancio y son várices, es la aparición de pequeñas “arañitas”, que son las venas que empiezan a mostrarse bajo la piel por esta falta de circulación.

PREVÉ Y REDUCE LAS VÁRICES CON ESTOS HÁBITOS

Calma para tus piernas: después de un largo día de trabajo, descansa tus piernas levantándolas, en ocasiones puedes realizar movimientos como si pedaleas, así estimulas la circulación de la sangre y reduces la inflamación.

Ejercítate: apoya el antepié y eleva los talones, es decir ponte en puntillas y resiste el tiempo que más puedas. Repite esta acción 10 veces cada mañana y notarás tus piernas con menos pesadez.

El día a día: intenta no pasar todo el día sentada frente a tu escritorio y también evita permanecer de pie durante mucho tiempo, ya que aumenta el volumen de las várices.

Come espárragos: incluye en tu dieta cotidiana este delicioso vegetal, que fortalece las venas y vasos.

Baja de peso: las piernas son las encargadas de soportar el peso de todo el cuerpo y el sobrepeso estimula la aparición de várices, además, el corazón bombea más sangre provocando que tus piernas se hinchen más.

Exposición solar: si ya tienes várices no las expongas al sol o a temperaturas calientes, pues dilata los vasos y aumenta el dolor en las zonas afectadas.

Chao ropa ajustada: los jeans skinny, botas altas y todo tipo de prenda que sientas ajustada no permite la circulación correcta de la sangre en las piernas. Busca prendas más holgadas y cómodas.

Zapatos de taco alto: no los uses todos los días, solo en ocasiones especiales y si amas los zapatos altos la medida máxima recomendada es de 3 a 4 centímetros.

Agua fría y caliente: evita ducharte con agua caliente, pues se interpone en la circulación de la sangre. También puedes optar por colocar en las noches, con ayuda de un paño, agua fría presionando la zona donde se encuentran las várices o donde sientes dolor y después un paño con agua caliente. Altérnalos, pues estos cambios de temperatura estimulan la circulación de la sangre.

Masajea: desinflama tus piernas realizando un masaje por la noche y por la mañana, desde el pie hasta el muslo con Vitiven que activa la circulación venosa, alivia el dolor y reduce la hinchazón, calambres nocturnos, además que previene la formación de várices.

Vitiven es un producto fitoterapéutico que utiliza propiedades de plantas como la castaña de indias, que es muy conocida por aliviar, prever y reducir las várices.

pie-varices-x

No hay comentarios

Deje su comentario

Your email address will not be published.