Mi peso saludable en la menopausia

//Mi peso saludable en la menopausia

MI PESO SALUDABLE EN LA MENOPAUSIA

Es inevitable llegar a esta etapa y lidiar con los cambios que trae consigo y uno de los más evidentes es que subes de peso y parecería que las medidas que siempre has tomado para mantener tu talla ya no funcionan. Lo que pasa es que tu cuerpo sufre algunos cambios y ya no reacciona de la misma manera a los alimentos y al ejercicio, pero esto no significa que entonces ya no hay nada que hacer, más bien, es cuando más debes ayudar a tu cuerpo y mente, adoptando nuevos hábitos.

Para que tus esfuerzos por mantener un peso saludable sean efectivos, compartimos contigo algunas cosas que quizá no sabías y también unos consejos.

¿Por qué mi dieta ya no funciona?

Es más que sabido que nuestro cuerpo produce menos estrógenos en la menopausia, pero esto no causa solamente que desaparezca la menstruación; uno de los efectos menos conocidos es que disminuye la asimilación de todo lo que comemos, en otras palabras, hace más lento a tu metabolismo, provocando dos cosas principales: que tus músculos y demás tejidos ya no reciban la misma cantidad de componentes que necesitan para estar igual de fuertes y también que ya no se transformen las grasas, carbohidratos y azúcares en energía al mismo ritmo que antes, haciendo que se acumulen como grasa en tu cuerpo.

Aparte, otras hormonas aumentan o disminuyen, haciendo que tengamos más hambre o que nos resulten más apetecibles los alimentos con grasa, lo cual nos puede causar un conflicto al momento de buscar saciarnos pero sin engordar.

Entonces ¿qué puedo hacer?

Come pescado azul, sus proteínas de alto valor biológico protegerán tus músculos y debes saber que unos músculos fuertes ayudan a tu metabolismo a quemar más rápido las grasas.

Conoce más sobre la etapa que estás pasando para que no te angusties y sepas qué hacer, porque la ansiedad muchas veces nos lleva a comer más.

Necesitas calcio, pero puedes prescindir un poco de los lácteos, que tienen grasa difícil de asimilar y elegir vegetales, como el brócoli, coliflor y col, que te aportan calcio y vitaminas.

No le tengas miedo a las grasas, tu cuerpo las necesita, pero las indicadas serán las cardiosaludables, como las que obtienes de los frutos secos y alimentos como el aguacate.

Consume diuréticos naturales como la alcachofa, perejil, espárragos, melón, piña, te ayudan a evitar la retención de líquidos, que también provoca que tu metabolismo trabaje más lento.

Compensa en cierta medida el desequilibrio hormonal, consumiendo alimentos ricos en estrógenos como espinacas, soja, semillas de lino, apio, cerezas, manzanas, pimientos, tomates, entre otros.

Haz cinco o seis comidas moderadas durante el día, porque así mantendrás tu metabolismo siempre activo y conseguirás maximizar la quema de calorías.

Evita la cafeína, provocará que tus ciclos de sueño sean aún más irregulares y es sabido que parte fundamental del control del peso, es darle al cuerpo las horas de descanso necesarias.

Es hora de que te familiarices con los alimentos termogénicos y los hagas parte de tu dieta; el chile, pimienta, jengibre, cúrcuma, canela, activan tu metabolismo, reduciendo la grasa acumulada.

Elige vivir feliz esta etapa de tu vida, lo primero que debes hacer es trabajar en tener una actitud positiva, que te motive a no quedarte de brazos cruzados y escoger lo mejor para ti, como Phyto Soya, el producto fitoterapéutico que por su contenido en isoflavonas de soya, equilibra tus hormonas y te brinda un alivio completo, eficaz y seguro de los síntomas de la menopausia.

No hay comentarios

Deje su comentario

Your email address will not be published.