Mitos sobre las infecciones urinarias

//Mitos sobre las infecciones urinarias
Tipos de colágeno hidrolizado: beneficios para tu cuerpo - Arkopharma Tipos de colágeno hidrolizado: beneficios para tu cuerpo - Arkopharma

Mitos sobre las infecciones urinarias

En muchas ocasiones en las que hemos tenido una infección urinaria, o conocemos a alguien que la ha tenido, solemos pensar que puede haber una infinidad de factores que la provocan. Te sorprenderá saber que muchas de esas “razones” no son más que mitos, ya que casi el 85% de casos son ocasionados por la bacteria escherichia coli, que se aloja en nuestro intestino y a veces puede llegar a la vejiga.

Bañarse en playas o piscinas puede provocar una infección

FALSO

A pesar de que estos lugares pueden tener numerosas bacterias, el hecho de que una persona se bañe en ellos no produce una infección urinaria, lo que podría provocarla es quedarse por mucho tiempo con el traje de baño puesto, pues la bacteria prefiere los ambientes húmedos.

Utilizar un baño público puede causar una infección

FALSO

Si bien un baño público no es el lugar más salubre que existe, su uso no está relacionado con el desarrollo de infecciones urinarias, ya que estas no se producen por el contacto con el inodoro, si no, se debe a las bacterias que habitan en el recto y que pueden llegar a la vejiga por una mala limpieza de la zona íntima.

Las infecciones se contagian sexualmente

FALSO

La cistitis o infección urinaria no es una enfermedad de transmisión sexual. Si bien es cierto que el riesgo de una infección aumenta al no usar preservativo, las infecciones de vías urinarias no se transmiten de una persona a otra.

Cualquier antibiótico sirve cuando hay ardor al orinar

FALSO

el uso indiscriminado de antibióticos puede hacer que las bacterias se vuelvan resistentes y más agresivas, causando dificultad en el tratamiento y haciendo que la infección persista.

¿Qué hacer si ya tienes una infección?

Toma Cys-control, un antiséptico urinario natural que contiene Cranberry Americano, ideal para ayudar en el tratamiento y evitar las recurrencias de una infección. También bebe mucha agua y no te aguantes las ganas de orinar, evita bebidas que puedan irritar la vejiga como gaseosas, café o alcohol. Cuídate de forma natural y no creas en mitos.