Carbón activado y sus beneficios para la digestión - Arkopharma

Todo lo que debes saber sobre los tipos de mascarillas y su uso correcto

Actualmente existen muchos tipos de mascarillas con distintos grados de protección y las dudas respecto a su uso y seguridad no se hacen esperar. Te contamos cuáles son las más efectivas y la forma correcta de utilizarlas.

¿Cuáles son las mascarillas más seguras?

N95 y KN95

Filtran el 95 % de las partículas del ambiente y crean un sello contra la piel, esto evita las fugas y las hace las más seguras.

Mascarilla quirúrgica

Protegen la nariz y la boca del contacto con gotitas, salpicaduras y aspersiones que puedan tener microbios, también filtran el aire.

 

Si las usas juntas, recuerda que la KN95 o N95 siempre va abajo y la quirúrgica va encima para protegerla y evitar que se ensucie.

¿Y las mascarillas de tela?

Estas se convirtieron en una gran solución cuando las N95 y las quirúrgicas escaseaban y era necesario reservarlas para el personal médico. Las mascarillas de tela deben tener varias capas y ajustarse bien a la cara, su objetivo es evitar que las gotitas que se producen cuando la persona tose, habla o estornuda se liberan al ambiente.

 

Estas también han probado ser muy efectivas para evitar el contagio, sin embargo, debido a que las nuevas cepas del COVID-19 son mucho más contagiosas, algunos especialistas han recomendado el uso de mascarillas N95 o KN95 combinadas con la mascarilla quirúrgica. Si no tienes una N95, puedes usar la mascarilla quirúrgica abajo y la de tela encima o dos mascarillas de tela, sobretodo cuando vas a estar en espacios cerrados donde se acumulan los aerosoles (pequeñas partículas sólidas o líquidas que emitimos al hablar y que se pueden quedar flotando en el aire durante un periodo de tiempo).

¿Cómo debo usarla?

Lávate las manos
antes de colocarte
la mascarilla.

Ajusta la mascarilla
a tu cara, cubre la
nariz, boca y mentón.

Para quitártela

Lávate las manos
o usa gel antibacterial.

Guárdala en una bolsa
plástica sellada si
planeas volver a usarla.

Tómala de las tiras
que quedan detrás
de las orejas o la
cabeza y retírala.

Vuelve a lavar o
desinfectar tus manos
después de guardarla.

Lo que debes evitar

• No uses una mascarilla que te queda floja o deja muchos espacios.
• No la utilices debajo de la nariz.
• No te la quites cuando hablas con alguien o cuando hablas por teléfono.
• No uses mascarillas que te dificultan la respiración.
• No compartas tu mascarilla con otras personas.

 

Sigue estos consejos y cuida tu salud y la de los que más amas,
recuerda que el uso correcto de la mascarilla salva vidas.