Cuando las infecciones urinarias recurrentes no te dejan en paz - Arkopharma

CUANDO LAS INFECCIONES URINARIAS NO TE DEJAN EN PAZ

Tener una infección de tracto urinario es molesto y doloroso, pero aún peor es tenerla una y otra vez.
Las infecciones urinarias recurrentes pueden hacer que sientas que tu estado natural es pasar yendo al baño, aguantando el dolor y medicándote continuamente, lo cual no solo es peligroso para tu salud, también afecta tu calidad de vida y ánimo.

¿Qué es exactamente?

Una infección urinaria se considera crónica cuando no responde al tratamiento o vuelve a aparecer al poco tiempo de haberla tratado. Esto provoca que el riesgo que conlleva sea mayor ya que no solo afectará a la vejiga, sino que también podría avanzar a los riñones y requerir una hospitalización.

¿Por qué a mí?

Estos son algunos de los factores que te hacen especialmente susceptible a tener infecciones urinarias recurrentes.

1. Genética

Que tu mamá o papá tengan antecedentes de infecciones urinarias.

2. Tener un diafragma

Este método anticonceptivo presiona la uretra, lo que dificulta que la vejiga se vacíe por completo cada vez que vas al baño. Esta orina acumulada es el entorno perfecto para que las bacterias causantes de la infección proliferen.

3. Usar espermicidas y antibióticos

Estos cambian la composición bacteriana de la vagina y hacen que el riesgo de desarrollar una infección urinaria aumente.

c

4. Duchas vaginales

Alteran el pH de la vagina haciendo que se irrite o reseque, lo que es un ambiente perfecto para que las bacterias nocivas proliferen y puedas sufrir una infección que afecte tus vías urinarias.

5. Ser mujer

Tiene que ver con la anatomía, ya que la uretra está cerca del recto y es fácil que las bacterias del recto lleguen a las vías urinarias. Además de que, al tener la uretra más corta que los hombres, es más fácil para las bacterias llegar a la vejiga y desarrollar una infección.

6. Menopausia

Los cambios hormonales que ocurren durante esta etapa hacen que la vagina se reseque, cambie su pH y que los músculos de la vejiga pierdan fuerza, lo que se traduce en que seas más propensa a desarrollar una infección.

7. Agrandamiento de próstata

Si eres hombre y tienes infecciones recurrentes hazte un chequeo de próstata. Cuando ésta se agranda, presiona la vejiga haciendo que no se vacíe por completo y proliferen las bacterias.

¿Cómo prevengo y trato?

• Elimina las duchas vaginales.
• Prueba otro método anticonceptivo.
• Toma suficiente agua diariamente.
• Si estás en la menopausia, prueba con productos que contengan fitoestrógenos.
• Si sigues un tratamiento médico con antibióticos, sé puntual en tomar cada dosis recomendada en las horas indicadas.

Sabemos que al tener infecciones urinarias recurrentes el mayor conflicto es tomar antibióticos constantemente, ya que puede causar resistencia. Por esta razón, queremos compartir contigo Cys-control, una fórmula fitoterapéutica hecha a base de Cranberry Americano con la que podrás prevenir y tratar las infecciones y sus recurrencias.