Infecciones urinarias en niños ¿cómo debo manejarlas? - Arkopharma

El estrés también se nota en tu piel

Desde envejecimiento prematuro hasta brotes de acné o dermatitis… el estrés puede tener efectos muy negativos en tu piel. Te contamos cuáles son las molestias más comunes y cómo prevenirlas.

¿Cómo afecta el estrés a nuestra piel?
El estrés modifica nuestro sistema inmunológico, bajando las defensas de la piel. También hace que el cuerpo produzca más adrenalina y cortisol. Estos efectos combinados provocan que aparezcan enfermedades inflamatorias de la piel o que si ya las tenías, empeoren.

Esta enfermedad produce inflamación y en algunos casos descamación. Es una condición crónica, es decir que si se desarrolla no se puede eliminar completamente. Los brotes suelen aparecer por situaciones de estrés. Es más común en los codos, rodillas y cabeza.

Esta enfermedad produce inflamación y en algunos casos descamación. Es una condición crónica, es decir que si se desarrolla no se puede eliminar completamente. Los brotes suelen aparecer por situaciones de estrés. Es más común en los codos, rodillas y cabeza.

Esta enfermedad produce inflamación y en algunos casos descamación. Es una condición crónica, es decir que si se desarrolla no se puede eliminar completamente. Los brotes suelen aparecer por situaciones de estrés. Es más común en los codos, rodillas y cabeza.

Esta enfermedad produce inflamación y en algunos casos descamación. Es una condición crónica, es decir que si se desarrolla no se puede eliminar completamente. Los brotes suelen aparecer por situaciones de estrés. Es más común en los codos, rodillas y cabeza.

¿Cómo se puede prevenir?

Es imposible evitar los eventos estresantes en nuestra vida, por lo que es importante que prepares tu piel asegurándote de que esté correctamente humectada, es decir con los niveles de grasa y agua adecuados.

Aunque puedes recurrir a dietas o cremas, tenemos una solución rápida y muy efectiva para ti. Las propiedades emolientes e hidratantes del aceite de Onagra y Borraja no solo proporcionan la cantidad ideal de hidratación para tu piel, también tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes, además, ayudan a subir las defensas de tu piel. Pruébalas tomando 2 cápsulas al día de Perlas de Piel y notarás cómo toda tu piel se torna más firme, radiante y luminosa.

Recuerda acudir a tu dermatólogo si presentas alguno de los síntomas mencionados antes.